Perdonar es imprescindible para tener paz

Immaculée Ilibagiza, una de las víctimas del Genocidio de Ruanda, al que sobrevivió encerrada 91 días en un lavabo y protegida por un pastor hutu.

Actualmente a través de conferencias y del libro MI VIAJE HACIA EL PERDÓN, explica cómo perdonar a quienes mataron a su familia y a muchos de sus amigos y queridos.

Procedente de una familia católica que le enseñó a rezar desde pequeña. Encerrada en aquél diminuto lavabo, con otras 7 mujeres más, no encontraba la paz y a través del Rosario, entendió que hasta que no perdonara, no podría rezar bien el Padre Nuestro.