Ayudas a los demás. Ejemplos

“Chef to Chef” es una campaña que ayuda a mujeres africanas a ser chefs

Una víctima de tráfico de personas comparte su testimonio en el Vaticano. Quiere que el mundo sepa la realidad por la que están pasando muchas personas

Era una furibunda anticlerical y productora de TV: en Lourdes se burlaba de la fe, pero en la gruta cayó rendida ante María

https://carifilii.es/era-una-furibunda-anticlerical-y-productora-de-tv-en-lourdes-se-burlaba-de-la-fe-pero-en-la-gruta-cayo-rendida-ante-maria

#Francisco y yo. Testimonios que reflejan la transformación de cientos de corazones tras el paso del Papa por Chile.

De la Iglesia y del Papa
Opus Dei - #Francisco y yo

“Con un grupo de la residencia Alborada tuvimos la oportunidad de acompañar al Santo Padre en su llegada a la Nunciatura el 17 de enero. Gracias a Dios y a la ayuda del cardenal Ezzati, pudimos entregarle personalmente una Virgen del Carmen como regalo. Fue muy emocionante.”

Enrique Blanco E.


“La cabo de Carabineros, Ximena, estaba cumpliendo su labor desde muy temprano, pues tenían que preparar todo lo necesario para el primer tramo que recorrería el Papa a su llegada a Santiago. Allí nos pusimos con un grupo de voluntarias para ser barrera Papal. Conversamos con Ximena sobre su trabajo y familia; nos contó que es muy católica y que estaba feliz de poder recibir al Santo Padre, pero que estaba muy cansada. Al despedirnos nuestra sorpresa fue muy grande: nos agradeció la motivación y energía con la que habíamos llegado, porque eso la hizo olvidar su cansancio y enfrentar este trabajo con ilusión y entusiasmo. Le dejamos un recuerdo del Papa para no olvidar este momento”

Marcela Vergara, voluntaria en Santiago.

“Fue muy emocionante como familia haber podido ir a darle la bienvenida al Santo Padre en la Nunciatura y ver cómo él, con toda sencillez, se bajaba a saludar a la gente que lo estaba

esperando en el lugar.

Además, tuvimos el regalo que nuestro hijo mayor fue elegido para darle las flores de bienvenida

Nos costó mucho quedarnos dormidos ya que no parábamos de pensar la suerte de haberlo visto tan cerca, a tan solo unos metros.

Además, tuvimos el regalo que nuestro hijo mayor fue elegido para darle las flores de bienvenida cosa que aún nos tiene llenos de emoción”.

Familia Bulnes del Campo.

“Estuve un poco lejos y el Papa pasó muy cerca. Vinimos y esperamos desde medianoche porque queremos mucho a Francisco. Me impresiona el cariño y buen humor entre los presentes. Transformación es el mensaje que me llevo en el corazón”.

Mane Cárcamo, viajó desde Viña del Mar.

“Estuve participando en el Coro de la Misa del Parque y lo que más me impresionó fue el recogimiento de todos durante la Misa y las palabras del Santo Padre que nos llamaban a la reconciliación. Todos quedamos muy emocionados, por la experiencia vivida, aún no me lo creo”

Patricia Leal, estudiante de doctorado venezolana.

“Acá estamos en la Misa del Parque O’Higgins, vinimos porque nos interpelan las palabras del Papa hacia una vida de entrega y generosidad. Como jóvenes, queremos ser los protagonistas de la historia, tal como nos invita. Impacta particularmente la energía alegre del Papa, que enseña con el ejemplo, a sus más de 80 años, la fortaleza prestada de Cristo”

Ignacio Stevenson, desde Santiago

“Vinimos a La Moneda, para poder ver y escuchar al Papa en familia. Me impresionó mucho su discurso, cuando dijo que sentía dolor y vergüenza ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia. Me gustó que se subiera a la tarima al final a saludar a todos los que estábamos en la plaza”

María José Naranjo, desde Santiago.

“No hay palabras para definir la felicidad de este momento, ver a Pedro! Ver A Francisco, oírlo, simplemente estoy feliz”

Marcela Morales, Iquique

“Estoy en el Campus Lobito de Iquique y vine para encontrarme con Cristo en la tierra. Alegría, fiesta y fraternidad son algunas palabras que me marcaron en este encuentro, de las que se sirvió para explicar como las personas del norte vivimos nuestra fe. Me impactó como se reflejaba en su rostro la alegría y la paz del buen pastor”.

Margarita Enberg G, desde Iquique

“Soy profesor universitario y vine al campus Lobito de la UNAP no para conocer el lugar, si no porque soy católico y quiero conocer lo que nos dice el Papa. Me impresionó la afabilidad y el cariño del Santo Padre que se reflejaba en sus palabras y gestos. Se me quedaron grabadas sus palabras durante la homilía.
El día salió ligeramente nublado, y ahora brilla el sol. A mi espalda están los cerros y delante el mar. A la derecha el altar con la imagen de la Virgen de la Tirana, que será coronada por el Papa durante la Santa Misa. Al otro lado, la imagen de San Lorenzo de Tarapacá”

Javier Palacios, Iquique.

La visita sorpresa del Papa Francisco a los niños de una casa de acogida

El Papa como siempre nos da ejemplo de obras de misericordia corporales. Esta vez con la visita a un centro de acogida de niños en Roma.

Catequesis del Papa Francisco sobre su visita a Georgia y Azerbaiyán

El Papa en la Audiencia General. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

El pasado fin de semana he realizado el viaje apostólico a Georgia y Azerbaiyán. Doy gracias al Señor que me lo ha concedido y renuevo la expresión de mi gratitud a las Autoridades civiles y religiosas de estos dos Países, en particular al Patriarca de toda la Georgia Elías II – su testimonio me ha hecho mucho bien al corazón y al alma – y al Jeque de los Musulmanes del Cáucaso. Un agradecimiento fraternal a los Obispos, a los sacerdotes, a los religiosos y a todos los fieles que me han hecho sentir su caluroso afecto.

Este viaje ha sido el proseguimiento y la conclusión de aquel efectuado a Armenia, en el mes de junio. De este modo he podido – gracias a Dios – realizar el proyecto de visitar estos tres países caucásicos, para confirmar a la Iglesia Católica que vive allí y para animar el camino de estas poblaciones hacia la paz y la fraternidad. Lo evidencia también los dos lemas de este último viaje: para Georgia “Pax vobis” y para Azerbaiyán “Somos todos hermanos”.

Ambos países tienen raíces históricas, culturales y religiosas muy antiguas, pero al mismo tiempo están viviendo una fase nueva: de hecho, los dos celebran este año el 25° aniversario de su independencia, habiendo estado buena parte del siglo XX bajo el régimen soviético. Y en esta fase ambos encuentran diversas dificultades en los diversos ámbitos de la vida social. La Iglesia Católica está llamada a estar presente, a ser cercana, especialmente en el signo de la caridad y de la promoción humana; y ella trata de hacerlo en comunión con las otras Iglesias y Comunidades cristianas y en diálogo con las otras comunidades religiosas, con la certeza que Dios es Padre de todos y nosotros somos hermanos y hermanas.

En Georgia esta misión pasa naturalmente a través de la colaboración con los hermanos ortodoxos, que forman la gran mayoría de la población. Por eso, ha sido un signo muy importante el hecho que cuando llegué a Tiflis fue a recibirme al Aeropuerto, junto con el Presidente de la República, también al venerado Patriarca Elías II. El encuentro con él esa tarde ha sido conmovedor, como también lo fue al día siguiente la visita a la Catedral Patriarcal, donde se venera la reliquia de la túnica de Cristo, símbolo de la unidad de la Iglesia. Esta unidad es corroborada por la sangre de tantos mártires de las diversas confesiones cristianas. Entre las comunidades más afectadas esta aquella Asiria-Caldea, con la cual he vivido en Tiflis un intenso momento de oración para la paz en Siria, en Iraq y en todo el Oriente Medio.

La Misa con los fieles católicos de Georgia – latinos, armenios y asirios-caldeos – ha sido celebrada en la memoria de Santa Teresa del Niño Jesús, patrona de las misiones: ella nos recuerda que la verdadera misión nos es jamás proselitismo, sino atracción a Cristo a partir de la fuerte unión con Él en la oración, en la adoración y en la caridad concreta, que es servicio a Jesús presente en el más pequeño de los hermanos. Es esto lo que hacen los religiosos y las religiosas que he encontrado en Tiflis, como también en Bakú: lo hacen con la oración y con las obras de caritativas y promocionales. Los he animado a permanecer firmes en la fe, con memoria, valentía y esperanza. Y también están las familias cristianas: cuanto es preciosa su presencia de acogida, acompañamiento, discernimiento e integración en la comunidad.

Este estilo de presencia evangélica como semilla del Reino de Dios está, es posible, todavía más necesario en Azerbaiyán, donde la mayoría de la población es musulmana y los católicos son pocos centenares, pero gracias a Dios tiene buenas relaciones con todos, en particular mantienen vínculos fraternos con los cristianos ortodoxos. Por esto en Bakú, capital de Azerbaiyán, hemos vivido dos momentos que la fe sabe mantener en justa relación: la Eucaristía y el encuentro interreligioso.

La Eucaristía con la pequeña comunidad católica, donde el Espíritu armoniza las diversas lenguas y dona la fuerza del testimonio; y esta comunión con Cristo no impide, al contrario, impulsa a buscar el encuentro y el diálogo con todos aquellos que creen en Dios, para construir juntos un mundo más justo y fraterno. En esta perspectiva, dirigiéndome a las Autoridades Azerí, he deseado que las cuestiones abiertas puedan encontrar buenas soluciones y todas las poblaciones caucásicas vivan en la paz y en el respeto reciproco.

Dios bendiga a Armenia, Georgia y Azerbaiyán, y acompañe el camino de Su pueblo santo peregrino en estos Países. Gracias.

Historias de la Jornada Mundial de la Juventud

Cracovia. 2016. Decenas de miles de jóvenes venidos de los cuatro puntos cardinales han llegado a la capital polaca para participar, junto al Papa Francisco, en la 31ª Jornada Mundial de la Juventud. Cada uno con su historia, sus ilusiones y preocupaciones.

Opus Dei - Historias de la Jornada Mundial de la Juventud

 

Guillermo Mijancos, 28 años (España)Guillermo y Bea, su novia. Vive en Múnich. Fotografía: Ismael Martínez Sánchez.

«Tocaba la batería en un grupo de música con unos amigos piratas. Eso era para mí ser joven. Vivía para los conciertos de amigos y los disfrutábamos cada fin de semana, enganchado a vivir cada segundo en el escenario… aunque tocar ‘los palos‘ implicaba ser paciente. Terminé arquitectura en Sevilla y emigré a Múnich buscando trabajo. No pude traerme la batería… pero apliqué la táctica de la paciencia y Dios me premió con un trabajo y una novia. Ambos me han ayudado a conocerme: Bea, mi novia, conoce mis defectos y me ayuda a ser paciente, y el jefe me anima a dar lo mejor.

TERMINÉ ARQUITECTURA EN SEVILLA Y EMIGRÉ A MÚNICH BUSCANDO TRABAJO. NO PUDE TRAERME LA BATERÍA… PERO APLIQUÉ LA TÁCTICA DE LA PACIENCIA Y DIOS ME PREMIÓ CON UN TRABAJO Y UNA NOVIA

»Curiosamente esta “paciencia” ante los problemas del mundo es lo que admiro de Francisco. No sé si esto es muy teológico pero me gusta “su paciencia” ante la imperfección de la vida. Me explico: supongo que el Papa podría cansarse antes las faltas ajenas -o de lo que ve de otras personas en la Iglesia- pero es realista con sentido positivo, sin ser agorero o tremendista y me desafía a vivir una vida sencilla, sin caretas. Ademas se juzga primero a sí mismo reconociendo sus errores y luego pide misericordia hacia los demás. Es muy auténtico.

»Admiro esa autenticidad y paciencia del Papa ante la imperfección humana -como mi novia, que me sorprende cada día-… Sí, en un mundo imperfecto me gusta la gente imperfecta con paciencia ante lo imperfecto.

CURIOSAMENTE ESTA “PACIENCIA” ANTE LOS PROBLEMAS DEL MUNDO ES LO QUE ADMIRO DE FRANCISCO. NO SÉ SI ESTO ES MUY TEOLÓGICO PERO ME GUSTA “SU PACIENCIA” ANTE LA IMPERFECCIÓN DE LA VIDA

»Esto me atrae de Francisco y por eso voy a verle a Cracovia. Llegaré en coche el ultimo día para unirme a otros católicos de la calle que buscan un trato auténtico con Dios sin creerse perfectos ni sobradamente preparados. Ahora no tengo mucho dinero guardado –estoy ahorrando para una batería– pero este sábado estaré en Polonia con el Papa. Es tiempo de tener también otras nuevas melodías».

Hilda, 27 años. Hong Kong

Hilda, de Hong Kong, espera encontrar en la JMJ la fuerza mental y espiritual para su trabajo con personas desfavorecidas. Fotografía: Ismael Martínez Sánchez.

«Trabajo en una compañía como contable en Hong Kong, donde han trascurrido los últimos años de mi vida. Nunca he tenido realmente un sueño salvo el vivir el día a día con sentido pragmático para tener futuro.

»En mi ambiente profesional, los jóvenes pasamos mucho tiempo comparando nuestro “estatus económico”, por eso me entristecía la situación cuando cada mañana veía en la calle a jóvenes sin estudios pidiendo dinero.

ASÍ QUE, ANTES DE LA JMJ DE CRACOVIA, TOMÉ LA DECISIÓN HACER UN BREAK EN MI VIDA PARA DEDICARME A LA EDUCACIÓN Y ALMENTORING CON JÓVENES DE LA CALLE, COMO VOLUNTARIA EN BARRIADAS HUMILDES DE HONG KONG

»Así que, antes de la JMJ de Cracovia, tomé la decisión hacer un break en mi vida para dedicarme a la educación y almentoring con jóvenes de la calle, como voluntaria en barriadas humildes de Hong Kong. Me encantará dedicarme a la educación, aunque sé que -siendo realista- veré mucho sufrimiento…

»Espero en Cracovia encontrar la fuerza mental y espiritual para llevarlo a cabo. Sólo tengo una hermana, pero tengo diez tíos maternos y, supongo que -gracias a esta influencia familiar- se ha despertado en mí el sentido de ayudar a otros».

Patricia Tevaga, 20 años. Nueva Zelanda

Patricia estudia Criminología en Auckland. Recibe formación cristiana en la Legión de María, fundada por San Vicente de Paúl. Fotografía: Ismael Martínez Sánchez.

«Me apasiona la Criminología. El ultimo año y medio estudié materias relacionada con mi futuro para ser detective. Curiosamente -por mis estudios- he visto varios cadáveres y siempre pienso que -lo importante al final- es poder irse al cielo… Bueno, también es cierto que los cadáveres no son lo único que veo… También veo y leo el Evangelio. Hago lo que puedo gracias a la formación que recibo en la Legión de María, fundada por San Vicente de Paúl.

BUENO, TAMBIÉN ES CIERTO QUE LOS CADÁVERES NO SON LO ÚNICO QUE VEO… TAMBIÉN VEO Y LEO EL EVANGELIO. HAGO LO QUE PUEDO GRACIAS A LA FORMACIÓN QUE RECIBO EN LA INSTITUCIÓN EN LA LEGIÓN DE MARÍA

»Vivo en Auclland, capital de Nueva Zelanda, país del rugby y de veleros. Allí, mis padres me han trasmitido la fe en una familia numerosa de ocho hermanos. Es cierto que cuando eres joven no siempre te gusta hacer lo que dicen otros, pero con el tiempo piensas que los consejos familiares no son para cortarte la cabeza, sino para llenarla de abono. Para que germinen buenas ideas. Ideas con buenas obras. Para tener la mejor cosecha de tu vida.

COMO VOLUNTARIA EN LA JMJ SIENTO QUE LAS IDEAS DE MI CABEZA SE ACRISOLAN EN MI CORAZÓN VIENDO AL PAPA TAN CERCA

»Ahora con 20 años ayudo más y acudo mensualmente a visitar enfermos junto a los sacerdotes de mi parroquia. Como voluntaria en la JMJ -y aunque he tardado 35 horas en llegara en avión hasta Cracovia en tres vuelos- siento que las ideas de mi cabeza se acrisolan en mi corazón viendo al Papa tan cerca».

Damian Kosecki, 23 años. PolacoDamian junto a Paulina, su novia. Pide oraciones por su padre, que tiene un cáncer con metástasis. Fotografía: Ismael Martínez Sánchez.

«Me llamo Damian y junto un amigo español he montado un grupo de músicareggae en Szczezin, donde toco instrumentos de percusión. La verdad es que pensaba estudiar Musicología tras el Gimnasium y el Liceo, pero finalmente decidí comenzar Teología. Y en ello estoy: estudio quinto año de estudios teológicos para ser profesor de religión.

LA VERDAD ES QUE PENSABA ESTUDIAR MUSICOLOGÍA TRAS EL GIMNASIUM Y EL LICEO, PERO FINALMENTE DECIDÍ COMENZAR TEOLOGÍA

»El motivo de mi elección es que Dios siempre ha estado presente en mi vida. Cuando mi madre estaba embarazada, la placenta se desgarró y clínicamente estaba condenado a morir. Sin embargo mi madre dio a luz sin problemas y según el test de Apgar tenía un diez sobre diez. Estaba en perfectas condiciones. Salvo quizá, hoy, por la timidez.

»No estaba seguro si debía venir a Cracovia pero mi novia Paulina me convenció y me ha dado la segunda mayor alegría del último mes. La primera fue aceptar mi petición de matrimonio hace unas semanas para casarnos en mayo de 2017.

SIN EMBARGO, HOY, TAMBIÉN ES UN DÍA TRISTE EN CASA. HOY HE RECIBIDO LA CONFIRMACIÓN TELEFÓNICA DE QUE MI PADRE TIENE UN CÁNCER CON METÁSTASIS Y, AUNQUE NO DEJO DE TENER ESPERANZA, TAMBIÉN YO NECESITO DE ORACIONES

Sin embargo, hoy, también es un día triste en casa. Hoy he recibido la confirmación telefónica de que mi padre tiene un cáncer con metástasis y, aunque no dejo de tener esperanza, también yo necesito de oraciones para el día en que llegue a Szczecin. Me gustaría sentir la comunión de los santos… Gracias por tus oraciones».

Thomas Umiunu, sacerdote, 31 años

Thomas, nigeriano, agradece a san Juan Pablo II su vocación sacerdotal. Fotografía: Ismael Martínez Sánchez.

«Vivo en Abuja, la capital de Nigeria, y soñé con visitar el país del papa polaco desde que Juan Pablo II visito Nigeria a comienzos de los años 80. Para entonces mis padres católicos pusieron un cuadro del Papa en casa. Yo lo miraba en la esquina de la habitación y gracias a su ejemplo decidí ir al seminario.

QUIERO ENTREGARME A TI Y TÚ ME MANDAS ESTA PRUEBA…, PENSABA. ASÍ QUE FUERON MOMENTO DUROS PORQUE MI PADRE FALLECIÓ Y YO SENTÍA LAS DUDAS DE LA VOCACIÓN

»Por aquellos años mi padre enfermó en el primer año de mis estudios. Yo volví a casa cuando él estaba enfermo. Mis padres, buenos cristianos, me replantearon que regresara en casa. ‘¿Cómo me haces esto, Dios? -Quiero entregarme a ti y tú me mandas esta prueba…, pensaba.

AQUELLA PRUEBA SE SUPERÓ GRACIAS A DIOS Y A MIS COMPAÑEROS SEMINARISTAS. HOY SOY SACERDOTE Y MI MADRE ESTÁ MUY CONTENTA DE MI CAMINO SACERDOTAL QUE YO AGRADEZCO AL PAPA POLACO

Así que fueron momento duros porque mi padre falleció y yo sentía las dudas de la vocación. Aquella prueba se superó gracias a Dios y a mis compañeros seminaristas. Hoy soy sacerdote y mi madre está muy contenta de mi camino sacerdotal que yo agradezco al Papa polaco».
Fuente http://www.opusdei.es/es-es/article/historias-de-la-jornada-mundial-de-la-juventud-cracovia/